2011/02/03

Amor de dos...


El pasado fin de semana tuve una de las más hermosas experiencias en mi camino de Dómina Profesional: acudir a sesionar con una linda pareja, especialmente para ayudarle a la chica desatar su fuerza ante su dispuesto marido.

Tuve en algunas ocasiones que animarla a subirle dos o tres “rayitas” a los golpes que, con excelente puntería, supo colocar en el trasero de su amado; y una vez la vi retroceder con el rostro enternecido ante la vista del dolor que provocaba… pero cuando quedó claro que el chico necesitaba llegar al fin para encontrar satisfacción, presencié cómo la poseyó la determinación que superó todo cansancio (hasta el mío) y la llevó a hacer brotar pequeñas gotas de sangre de la piel endurecida tras varias horas de castigo.

Este mundo es un mundo de paradojas. Y así como una amiga que cubre crimen organizado para un canal de televisión acaba de declinar mi invitación para trabajar en mis videos (donde la violencia sí es consensual y tiene un fin constructivo), esta chica aún tiene que convencer a su corazón del bien que significa para su relación el que tome las riendas y ejerza por todos los medios el mando.

Pero confío en que pueda lograrlo. De hecho, mostró gran fuerza, excelente puntería y determinación. Él tendrá también que ayudarla, claro, pero aunque después de dos días ella estaba realmente cansada y no deseaba ni masaje ni nada sino puro dormir, me consta que entre ellos hay profundo y real amor.

Qué honor y qué placer el que me hayan invitado…!